lunes, 17 de enero de 2011

Maggie Murdoch y el pensamiento único

Andrés Neuman me cuenta cómo viajar sin ver.
El ex dictador Duvalier regresa a Haití. El ex dictador Ben Ali abandona Túnez. ¿Acaso es la tiranía una destreza transitoria?
Ellos nunca han leído a Neuman.
Anne Hathaway tampoco, aunque se muestre tiernamente lasciva en Love and other drugs, la última e irregular propuesta del director Edward Zwick.
Alguien me apunta que las pequeñas tentaciones pueden llegar a ser grandes tiranías.
El libro me gusta demasiado. Lo aparco transitoriamente.
Estimado Andrés: empiezo a pensar que la magnanimidad no es más que uno de los mayores inconvenientes del pensamiento único.
Pie de foto: Pensamiento único. Martínez Clares, 2008.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada