lunes, 7 de mayo de 2012

Hacerse el muerto

Alguien les ha dado otra vuelta a las agujas de mi reloj. Las horas, los días, los años me conducen desaforadamente hacia lo desconocido.
Nunca descansa el paso del tiempo y sospecho que nadie sabría explicarme por qué la muerte está presente en todos los libros.
Esta mañana, me han regalado uno que promete.
En él se esconden varios cuentos firmados por Andrés Neuman. Sin llegar a abrirlo del todo, ya me ha proporcionado una idea: puede que, a partir de ahora, merezca la pena hacerse el muerto de vez en cuando. 
Pie de foto: Cumpleaños feliz. Martínez Clares, 2012.

28 comentarios:

  1. Muchas felicidades amigo, un número más que redondo, espero que escapes de esa maldita crisis que a casi todos atrapa... lo digo con conocimiento de causa.
    Sé feliz y vive mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo. Soy muy observador y, por lo visto, las crisis se solventan a base de recortes. Por eso, me voy aplicando esa receta. Anoche me acosté antes de las doce... y estoy estudiando dónde más puedo meter la tijera. Tal vez, pueda recortar la sed... tal vez el hambre. O mejor no. Hay que incentivar el crecimiento. Abrazos

      Eliminar
  2. Quizá no sea necesario (hacerse el muerto). En realidad jugamos a hacernos los vivos durante una temporada más o menos larga. Pero a cada vuelta del reloj, con cada "feuille morte" caída del árbol del calendario, la vida nos ofrece una nueva página para escribir o, cuando menos, para leer.

    ¡Felicidades, amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y entre lecturas y relecturas se va pasando la vida, diseñándola y rediseñándola con nuevos juegos de palabras. Gracias, amigo Miguel.

      Eliminar
  3. El paso del tiempo es algo que me fascina y que me hace emborronar cuartillas. ¿Pasamos por la vida, o es la vida la que pasa por nosotros?
    Disfrutemos el segundo antes de que se esfume...Felicidades José Luis!!!

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cogí al vuelo. Ya se escapaba el maldito segundo. Oh. Lo perdí. Besos.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Muchas gracias y bienvenida a este blog en el que se dilapida el tiempo. Saludos

      Eliminar
  5. Felicidades amigo
    Neuman escribe muy bien...y tu tambien
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juanjo. Neuman es un tipo sensato con el que discreparía en muchas cosas pero del que admiro otras tantas. Me gusta su estilo. Es decir, me gusta que tenga estilo, algo que hoy en día se "estila" poco. Abrazos

      Eliminar
  6. Los cumpleaños y la muerte tienen cierto pacto, pocos han partido el día de su cumpleaños, sin embargo, dicen que un mes antes o uno después casi siempre es mayoría. Escribir sobre la muerte es como vestirla y alborotarla, pero al mundo de imaginerías no le importa mucho eso así que... evoca, convoca y escribe. Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A la muerte se la viste con muchos ropajes, pero es una verdad más reconocible cuando va desnuda. Saludos

      Eliminar
  7. Felicidades, amigo José Luis. El tiempo, decía Borges, está hecho de pasado, por eso el presente se vuelve pasado tan pronto. Mañana tendrás los años que hayas cumplido hoy más un día, y así hasta el final de la película (que sigue avanzando con su dosis de intriga). Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amigo Juan. Borges, como todos los escritores, avanzaba con su pasado a cuestas. Qué carga tan dulce, tan necesaria. Abrazos

      Eliminar
  8. Ese libro de Neuman está repleto de momentos felices: la muerte no es más que otra ocasión para celebrar que seguimos vivos.
    Feliz cumple, Jose Luis, aunque sea a toro pasado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los dramas de Neuman son muy llevaderos, casi anecdóticos. La vida, de esta forma, es mucho más digerible. La literatura, también. Gracias, amigo.

      Eliminar
  9. Llenaremos la vida de años hasta rebosar y gozaremos con las 'sobras'.
    ¡Felicidades y good vibrations !

    Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
  10. La muerte está presente en casi todos los libros. ¿Que por qué? Es nuestra forma de ponerle zancadillas ¡que espere!. Y por que nos gusta hablar de lo que desconocemos absolutamente. No se por que te haces cuestiones tan complejas con el pedazo tarta que tienes delante.Ante esa tarta y con esa compañía, lo demás puede esperar...Mis felicitaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero hay que cocinar la tarta y después algunas preguntas. Es sólo para no relajarnos. Gracias, amigo.

      Eliminar
  11. Felicidades amigo, y ya sabes lo que dicen a vivir la vida que son dos días y se nos escapa a una velocidad de vértigo, he recordado a mi madre que siempre nos decía "a partir de los cuarenta los dias pasan volando y los años" ahora me doy cuenta de que es verdad, espero que hayas disfrutado la tarta y la compañia, muchos besos y muchos zorionak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso dicen todos, pero yo la noto correr desde hace mucho. Debe haber estado entrenándose para la ocasión. Gracias y besos

      Eliminar
  12. Muchas felicidades (atrasadas), José Luis. Dices "sospecho que nadie sabría explicarme por qué la muerte está presente en todos los libros". Yo sospecho que la muerte es un hecho tan fascinante, tan inherente a la vida y a la historia de la humanidad, que si todos los libros hablan de la vida, no pueden obviar a la otra.

    Un saludo.

    PD: Hacerse el muerto es muy relajante según en qué situación, por ejemplo, cuando te bañas en la playa o en una piscina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amigo Adrián, muchas gracias. Efectivamente. Uno se hace el muerto en el mar, en la piscina o en medio de una batalla de la que no somos culpables. Qué se maten los que han montado esta maldita crisis. Abrazos.

      Eliminar
  13. Josè.....Estoy visitando blogs y he llegado hasta aquì, veo que me he perdido de probar tu torta de cumple....igual recibe mi ¡¡felìz cumpleaños !!!
    Interesante tu blog...en otro momento he de pasar con màs tiempo...

    Recibe mis saludos desde Argenina...un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga Doris. Aquí estamos esperando tu vuelta. Saludos

      Eliminar
  14. Bien vale morir para reconocer que la vida es una circunstancia y los precipicios no nos detienen.

    Disfruto leerte esta mañana de sábado al calor de un café y un cielo gris... quizá no llueva, quizá.

    Un abrazo,

    Anna Francisca

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un sábado muy de mañana, con un café y un cielo gris, hace que lo que estás leyendo casi resulte prosáico. El verso está, tal vez, en la realidad que va pasando sin hacer ruido. Abrazos

      Eliminar