miércoles, 6 de junio de 2012

Arguiñanos

Criterios de Promoción de 6º curso de Educación Primaria. Ámbito de Razonamiento Matemático. Se enumeran un total de ocho criterios, entre los que destaca por su concreción: “Interpretar la información y los datos de una receta”.
Nadie puede negar que para ello sea necesaria la intervención de determinadas capacidades matemáticas, pero ¿no sería más interesante la interpretación de gráficos, histogramas, sectores o diagramas aunque éstos se refiriesen a una receta? 
Convengamos que la gastronomía es un sector en auge y que las matemáticas lo impregnan todo, pero estos niños de hoy acabarán por asomarse a un mundo en el que ya nadie nos regala un “contigo, pan y cebolla”. 
Pie de foto: Tortilla española. Martínez Clares, 2010.

20 comentarios:

  1. Leche, pues para ser de 6º de Primaria yo todavía no lo he entendido. Lo del "contigo, pan y cebolla", sí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo único importante al fin y al cabo. Todo lo demás es efímero.

      Eliminar
  2. La culpa de todo esto la tiene "el Bulli" y la cocina deconstructiva. Y toda esa historia de aplicar la química a los sabores. Nada como el sabio consejo de una abuela o una madre para aprender el verdadero toque maestro de una tortilla de patata. Una cosa es manejar ciertas porciones en los ingredientes,y otra muy distinta pensar que con logaritmos e integrales vas a triunfar en la cocina. Yo esto se lo cuento a mi madre y se monda. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene su sentido, pues intervienen capacidades matemáticas. Lo que no parece lógico es que, en una enumeración de criterios en la que todos son bastante generales, aparezca uno tan concreto y específico. Desde luego, el que redactó el decálogo debía ser una amante de la buena cocina. Tal vez, un asíduo del Bulli con cargo a los fondos públicos.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. Losniñosdehoynovanasaerenfrenarsealmundodelmañana
    Miecladoesaesropeadoysaleodojuno
    Unarazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienestodalarazónnosécómovanasercapacesdeenfretarsealmundoexteriorconestapreparaciónquereciben.

      Eliminar
  4. Mi teclado va loco.Disculpa
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Esto parece un complot! Bromas aparte, amigo Juanjo, es cierto que en educación estamos rizando el rizo. Abrazos

      Eliminar
  5. Sorpresa cotidiana las escuelas, pensé que era asunto de por acá. Mi niña de primero llegó el otro día con la "buena nueva"...en su clase de Matemáticas debían hacer por equipos un dulce mexicano cuyo nombre no recuerdo. A la semana siguiente trajo un ejercicio de división y me pidió ayuda: ¿No lo practicaste en clases?, le dije. No, es para que me lo expliques tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me suena. Es lo que se conoce como responder a sus intereses. Sí. Seguramente, cuando accedan al mercado laboral les preguntarán que desean y estarán pendientes, sin duda, de atender todas sus inquietudes. Claro. Así, la vida, sin frustraciones, debe ser maravillosa, como exclamaba mi añorado Andrés Montes. Abrazos

      Eliminar
  6. Rebajando el nivel mejoramos los resultados. Total, al ciudadano, súbdito o plebeyo, con comer le basta. Y si quieres saber más, te vas a una escuela de pago para que te enseñen a interpretar balances, que de comer ya te pondrá alguien de la pública.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría buscar argumentos para rebatir tu escepticismo, pero no creo que encuentre demasiados. Tal vez, ninguno. Tus palabras son bastante descriptivas. Puede que la realidad no sea así exactamente, pero, sin duda, lo parece. Saludos, amigo Manolo.

      Eliminar
  7. ¿Dónde quedó el 2 más 2?... Lo de contigo pan y cebolla ya no se lleva, ahora no se casan si no tienen todo montado y bien montado y luego se divorcian a los cuatro días.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Porque no saben, sabemos, afrontar la frustración. La relaciones humanas no son más que una prolongación de las relaciones que el ser humano establece con el medio. Y parece claro que estamos formando, o deformando, para un mundo que no exite en la realidad palpable. Tal vez, en la utópica. Aunque tampoco es mala forma de vivir. Bien pensado. Besos terrenales... utópicos.

      Eliminar
  8. En mis clases, lo que veo, son alumnos con graves deficiencias en la comprensión lectora, y en niveles pre-universitarios, lo cual dificulta su proceso de aprendizaje.

    Por ello, se debería de incidir mucho más en la lectura porque los libros nos ayudan a pensar, y esto es fundamental porque nos ayudarán a ser más libres y caminar contra corriente. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, leer ya es caminar a contracorriente. De eso hablaba el otro día Herrezuelo, de la excentricidad que supone esta necesidad de palabras. Abrazos, Paco

      Eliminar
  9. Ni un comieron perdices, acaso ni unas pobres uvas con queso, que saben a beso. Ahora se cocina con soplete: vete tú a interpretar el resultado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahora las cocinas parecen la fragua de Vulcano. Abrazos

      Eliminar
  10. Pues a mi lo que me han entrado es unas ganas terribles de asaltar mi cocina y comerme la tortilla que sobró del mediodia..
    Mañana intentaré pensar en lo otro.

    Un abrazo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoy a elegir: andrajos o "Papas a lo pobre" con huevos. Y todo sin soplete, con sabor añejo y un ribera. Garantía.
      Un abrazo

      Eliminar