jueves, 17 de febrero de 2011

Como decíamos ayer

Pensaba Bourdieu que la educación legitima la perpetuación del orden social, puesto que las jerarquías académicas no son más que una fiel reproducción de las jerarquías sociales.
En la misma línea del galo, escribe Muñoz Molina en la revista Mercurio: “Lo que menos perdono a los políticos y a los pedagogos españoles es que, en nombre de un demagógico igualitarismo, han fortalecido escandalosamente la desigualdad” (Artículo completo).
Sonrío y recupero el recuerdo ya impreciso del primer colegio donde enseñé. En la puerta principal, escoltado por airosas banderas, un cartel colocado por la Administración correspondiente anunciaba: “Colégio Publico Los Algárves de Goráfe”.
Pie de foto: Como decíamos ayer. Martínez Clares, 2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada