jueves, 28 de abril de 2011

La décima

Guardiola es un mago de los recursos estilísticos. En sus poemas, el balón avanza armoniosamente.
En cambio, el Madrid es un verso encorsetado que no deja indiferente a nadie.
Mourinho desconoce que la poesía se nutre de libertad. Por eso, son proverbiales sus discrepancias con la belleza.
Ah, debe ser muy precario mi madridismo porque me reconforta saber que la derrota sin paliativos es la más despiadada enemiga del divismo.
Pie de foto: Recursos estilísticos. Martínez Clares, 2011.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada