viernes, 21 de junio de 2013

Alivio de luto

Desde que James Watt inventó la máquina de vapor, el duelo debe entenderse de otra manera. Al menos así lo creen en la CEOE y por eso les indigna tanto que los trabajadores dispongan de cuatro días de permiso cuando fallece un familiar de primer grado.
¿Es admisible que un profesional pase la noche velando a un hijo, a un padre o a una esposa mientras las tareas se siguen acumulando sobre la mesa de su oficina? ¿Qué se puede esperar de un país que llora a sus muertos?
Desconozco por qué estos señores relacionan directamente la trascendencia del dolor con la evolución de los medios de transporte, como también desconozco si tienen familia, pero de ser así sus hijos ya saben lo que pueden esperar de ellos.
Pie de foto: Travesía. Martínez Clares, 2008.

26 comentarios:

  1. JL, si los muertos hablaran... Algunos de estos machotes de la alpaca y Audi con chofer a cargo del erario & extras de toda índole en el postmoderno AVE. Les dirían una cosa: ¡Tomen la pala y cavar! Lamentable. Me encanta esa foto del Camposanto al fondo y la señal del viejo MOPU. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hablan desde el convencimiento de que son inmunes. Ellos saben mejor que nadie que no son como nosotros. Saben cual es su lugar y confían en que no estarán nunca en nuestro pellejo. Abrazos

      Eliminar
  2. Esta noticia me indigno especialmente...como se puede cuantificar el dolor en dias?
    Creo que la frase final de tu entrada es demoledora
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que la respuesta sólo lo es si es demoledora. Oír estas cosas nos llevan directamente a las luchas obreras de finales del XIX. ¿Pretenden devolvernos allí? Un abrazo

      Eliminar
  3. Cierto sentido del pudor y no mancillar esta página con palabras y términos injuriosos y malsonantes me llevan en este caso a hacer mío tu excelente texto y no ir más allá. Cosa rara en mi, pero prefiero optar por guardar piadoso silencio mientras dirijo una plegaria por el alma de quien alberga en su seno ideas semejantes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me congratulo de tu sentido del pudor pero estoy seguro de que tus palabras -aunque acaloradas- nunca mancillarían ni esta ni ninguna otra página. No podrías aunque te lo propusieras. Es lo que tiene crear belleza con el lenguaje. Abrazos

      Eliminar
  4. Que buena la conclusión! Me encanta! Es la revolución de quien domina conceptos y palabras...

    ResponderEliminar
  5. Las Perlas de la CEOE, lamentable. Recuerdo aquella del lamentable Díaz Ferrán "De la crisis se sale trabajando más y ganando menos", la cosa no iba con él claro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese lema viene a suceder a aquel más antiguo que decía que el trabajo dignifica. Y si es mal pagado aun más. Incluso nos acerca al Reino de los Cielos. Abrazos

      Eliminar
  6. En sí los cuatro días habituales ya parece muy poco tiempo para que venga este hombre a decirnos cuánto tiempo podemos llorar a un difunto.

    Un saludo, José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuatro días con sus cuatro noches. Es lo mínimo que marca el dolor, siempre tan indecoroso. Abrazos

      Eliminar
  7. Afortunadamente, los gerifaltes de los empresarios que dicen cosas como ésta o como que hay que trabajar más por menos, acaban en el trullo; mejor aún: en las duchas del trullo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las duchas del trullo son un lugar sobrecogedor... tanto como el infierno. Aunque sospecho que es esta una idea deformada que achacaremos, naturalmente, al cine. Abrazos

      Eliminar
  8. Dolor a plazos, como la vida, breve y a golpes. :-(
    ¿Y tienen la desfachatez de seguir ahí, ladrando ? No puedo con ésta gente..

    Un beso y una lágrima

    ResponderEliminar
  9. ¿Cómo se llamaba el tipo?...¿De la cagada? O algo así, ¿no?
    (Estos tipos hacen que uno pierda los buenos modales).

    Un abrazo, José Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los modales son buenos siempre que sean una respuesta ajustada a los estímulos. Abrazos

      Eliminar
  10. Sinceramente pienso que la CEOE es un refugio de psicópatas. Triste es pensar que nuestros dirigentes sean ignorantes. egoístas, señoritos y ceporros, "dicho desde el cariño", no vaya a ser que se ofenda la sensibilidad de alguién. Al Sr. José de la Cavada recomendarle algunas plañideras de confianza para que no pierda el tiempo llorando a sus muertos. Los demás ya nos arreglaremos como podamos para llorar a los nuestros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No que más me hiere es que no me consta que haya rectificado -al menos matizado- sus palabras. Besos

      Eliminar
  11. Tampoco se puede cuantificar la insensibilidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No de manera exacta, pero en este caso se podría decir que es mucha. Abrazos

      Eliminar
  12. ¡Qué raro mundo! si debemos ponerle plazo al dolor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El dolor es inagotable, como la vida. Uno nuevo va sustituyendo al anterior. Besos

      Eliminar
  13. La foto, Jose Luis, no solo es excelente sino oportunísima: ciertas personas, ciertos empresarios también, aun confunden los conceptos de tiempo y velocidad. Así nos va.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El MOPU escribía metáforas con sus señales. Abrazos

      Eliminar