jueves, 23 de enero de 2014

Veinticinco años sin Dalí

Su padre vaticinó su absoluta inutilidad -“Este chico morirá cubierto de piojos”-, pero con el paso del tiempo se permitió el lujo de declarar incompetentes a sus profesores: “Como los profesores todos de la Academia de Bellas Artes de San Fernando son incompetentes para juzgarme, yo, Salvador Dalí, me retiro”. Así consta en el expediente académico de este genio al que le pusieron el nombre de un hermano muerto. Todas sus “ex-cen-tri-ci-da-des” no tuvieron otro fin que informar a sus padres de que él era muy diferente al difunto Salvador.
Siempre tuvo claro que, si ardiese El Prado y él tuviese la ocasión de rescatar una única cosa, habría salvado el aire contenido en ese espacio maravilloso de Las Meninas. De esa devoción por Velázquez, se derivan las siete palabras con las que resumió su propia obra: “La personalidad es absolutamente imposible de evitar”.
Pie de foto: Dalí.

18 comentarios:

  1. Como pintor surrealista no tenía paragón. Como escritor era genial y es curioso que se conozca menos esta faceta. Fue un genio y además era consciente de ello y eso,creo, que fue su perdición como persona algo despreciable y llegando a ser, en muchas de las ocasiones, ridícula.Sus mejores amigos aluden que este cambio drástico de carácter fue motivado por Gala, magistral manipuladora que fue novia de Paul Eluard y éste quiso quitársela de encima dándosela a Dalí. Hay que leer, por ejemplo,la memorias de Buñuel para saber cosas monstruosas del pintor catalán. Hay que leer las entrevistas de Pepín Bello, en fin, el viaje es interminable,querido amigo, y eso lo hace todo más fascinante. El enigma sin fin;otro libro excelente para leer y aventurarse por sendas misteriosas y surrealistas.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me e-ri-zan los bigotes, amigo Francisco. A Gala la prefiero asomada a una ventana. Abrazos

      Eliminar
  2. Ay, amigo, que creo que vimos ayer el mismo maravilloso reportaje en la 1. Yo pasé en un intermedio de una película que estaba acabando y ya no regresé a ella: quedé atrapado en la magia de Dalí. En ese genial Avidadollars. En Youtube está la memorable entrevista que le hizo Soler Serrano, en la que llega a explicar sus recuerdos prenatales... Mag-ní-fi-co. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo ver esa maravilla y no contarlo. La tele como fuente... inaudito. Por un momento creí que desandábamos veinticinco años de oscuridad. Abrazos

      Eliminar
  3. Suena el teléfono en el piso parisino de Fernando Arrabal.
    - Alló?
    - Soy el genio
    - Imposible, el genio soy yo.
    - Voy a ir a Paris. Me alojaré en tu casa.Prepárame una fiesta...
    - ¿Luis?- Por Buñuel
    - No es imprescindible su presencia, pero amenizará la noche...
    - Pero...¿con quien hablo? Y no me diga otra vez que con el genio, que ya he respondido que ese soy yo.
    - Señor Arrabal, le admito que usted sea genio parisino. Habla usted con el genio universal.
    - Entendido. Mis disculpas.
    Un abrazo
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un diálogo digno del genio... Me refiero al genio Groucho. Abrazos

      Eliminar
  4. No había caído en el aniversario hasta que he visto tu entrada. Me quedo con la frase sintética del final, aunque para mi gusto no debería saberse tanto de determinados genios, yo he acabado repudiando un poco al figuerense. Prefiero a un Salinger en este sentido.

    Un saludo, José Luis.

    ResponderEliminar
  5. Se cumple en su caso totalmente "La personalidad es absolutamente imposible de evitar" quizás jugar al equívoco pero la genialidad sale por los poros y se transmite con los pinceles.
    Aunque no es mi pintor favorito no dejo de admirar su obra.

    U-n-b-e-s-o :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Sólo hay dos cosas malas que pueden pasarte en la vida: ser Pablo Picasso o no ser Salvador Dalí". Él si fue su pintor favorito. Un beso.

      Eliminar
  6. Y su genialidad, además de su inmenso arte, lo hicieron único. Precisamente hoy he descubierto, gracias a un amigo, una pintura suya que no conocía y que me ha encantado, "La tartana fantasma". Nunca es tarde...
    Dos veces he visitado el Museo Dalí en Figueres y espero volver.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "La tartana fantasma" es uno de los cuadros más increíbles que recuerdo. Es, tal vez, el paisaje perfecto. Un beso

      Eliminar
  7. Un ge-nio i-rre-pe-ti-ble. Por supuesto también le rendí mi personal homenaje, claro que con música.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He visto tu homenaje pictórico-musical. Muy bueno. Abrazos

      Eliminar
  8. Dali era un genio y lo sabía.Buen homenaje.Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada como ser consciente de la propia altura. Sobre todo si esa percepción coincide más o menos con la realidad. Abrazos

      Eliminar
  9. Muy de acuerdo con su frase. Nadie puede evitar manisfestarse tal como es.
    Como persona no puedo decir si me gustaba o no, dado que no lo conocí. Pero como artista demostró lo bueno que era. Poner imágenes al subconsciente no se me antoja nada nada fácil,y Dalí lo hizo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que ser consciente del subconsciente para poder ponerle imágenes. Saludos

      Eliminar