lunes, 13 de enero de 2014

Fueron rebeldes sin causa

Se congratulan los medios: “la mitad de los jóvenes españoles aceptaría cualquier trabajo, en cualquier lugar y por un salario bajo”. O lo que es lo mismo: alguien ha convencido a la mitad de nuestros jóvenes de que deben aceptar cualquier trabajo, en cualquier lugar y en unas condiciones abusivas.
Parece que la crisis no tardará en arrojar grandes beneficios porque ya ha logrado alguno de sus principales objetivos.
Pie de foto: Cartel de “Rebeldes sin causa” (Nicholas Ray, 1955).

18 comentarios:

  1. Estamos perdiendo la partida y no nos damos cuenta. La gente está dispuesta a aceptar cualquier cosa por migajas y eso no tiene vuelta atrás. Yo sigo sin resignarme y en la lucha...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lucha es lo único que nos justifica como especie. Besos

      Eliminar
  2. Dicen que los jóvenes pasan de de todo menos de curso..no sé. Triste, muy triste.
    Ya no hay Espartacos ni jóvenes salvajes. La sociedad domada.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los "espartacos" tienen una vida muy efímera y una leyenda interminable. A pie de calle la gente aspira a otras cosas más tangibles. Pero sí. Faltan unos cuantos. Besos

      Eliminar
  3. De un tiempo para aquí he visto que la juventud (hasta bien entrados los treinta) yo los veo cada vez más conservadores y no todo tiene que ver con los políticos o la sociedad. Veo que la mayoría de los padres surgidos sobre todo en los años sesenta y setenta son más liberales que sus propios hijos. Creo que la Historia es siempre irónica, un búmeran. Tengo un hijo de veintisiete años y según qué temas su pensamiento me recuerda al de mi padre. En fin, un tema que no puede ser debatido en un simple comentario puesto que es amplio y lleno de matices. ¿Qué quieres un libro de Kerouac o un nuevo modelo de IPhone?

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Es que ya no tienen ninguna causa por la que ser rebeldes. Sus causas han sido pisoteadas. Yo no creo que nuestros jóvenes pasen de todo, lo que creo es que están hasta las narices de que los que gobiernan se escuden el la palabra crisis para justificar lo injustificable.

    Un beso rebelde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás la causa si exista, como bien apunta Rafael Indi más adelante. Los pisoteados son ellos. Pisoteados hasta la extenuación. Besos

      Eliminar
  5. Primero matan los sueños, de ese modo la rebeldía casi carece de fundamento íntimo y se convierte en esta triste mansedumbre de una colectividad digitalizada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rebeldía sin fundamento, revolución digital, mansedumbre tecnológica... "Matrix" ya está aquí, entre nosotros, haciendo y desahaciendo nuestros sueños. Abrazos

      Eliminar
  6. Más bien la película a día de hoy se titularía "Causa sin rebeldes".

    Un saludo, José Luis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo título, amigo Rafael. Una revisión muy oportuna de un clásico. Abrazos

      Eliminar
  7. Tal vez por eso la gente se va. Cada vez más y a toda velocidad.A donde sea. Jamas pensé que viviría una edición digitalizada de vente a Alemania Pepe. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las vueltas que da la vida... Y lo que nos queda por ver. Abrazos

      Eliminar
  8. Vamos para atrás y aquí se frotan las manos los de siempre.
    Un placer, José Luis. Me amparo a la sombra de lo efímero Con gusto, porque me gustan las personas que dicen las cosas bien claras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Mal avenidos al redil. Así y todo, José Luis 2014, nos camina, gracias por permanecer

    ResponderEliminar