viernes, 24 de febrero de 2012

ONU

¿Cuál es la imprecisa frontera que separa la diplomacia de la complicidad?
¿Quiénes prestan su silencio a los genocidas?
Acaso las peores democracias sean lo que utilizan su neutralidad para legitimar la barbarie.
Pie de foto: Pensamiento único. Martínez Clares, 2008.

20 comentarios:

  1. He pensado "a bote pronto" en este verso de Blas de Otero:

    Aquí no se salva ni dios, lo asesinaron.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La razón poética, Miguel, nos dice que siempre hay un verso que sirve de guía. Hay que tenerlos a mano y prestarlos, como hace Blas de Otero, como tú mismo haces. Abrazos.

      Eliminar
  2. Las democracias que vuelven la cabeza también dan verguenza. Qué buscan, la luz? Sí, como esos girasoles..

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirar hacia otro lado es participar del crimen. Un beso.

      Eliminar
  3. La impostura de los "demócratas" está justificada por un único principio: la rentabilidad, ya sea económica o política.

    ResponderEliminar
  4. La ONU hace mucho tiempo que dejo de tener sentido.¿Como explicar que existan paises con derecho a veto?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has dado en el clavo. Pero lo peor es ¿cómo pueden tener derecho a veto regímenes totalitarios? Aunque claro... ¿cómo podría ejercer el veto una democracia? Eso sería lo más antidemocrático del mundo. Un abrazo

      Eliminar
  5. Ante la avaricia y los intereses creados todos se vuelven o nos volvemos ciegos, sordos y mudos...O casi todos. Por un lado ponemos el grito en el cielo y por la puerta trasera vendemos las armas que hacen posibles tantas guerras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, el mundo global. ¿Dónde acaban mis ahorros? ¿Dónde mis impuestos?

      Eliminar
  6. La politica es el arte de servirse de los hombres haciéndoles creer que se les sirve.
    El silencio cómplice es peor que ciertas acciones.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. La complicidad en muchas ocasiones es como la publicidad:engañosa. Y en ocasiones hemos de asistir al penoso espectáculo que se produce cuando de pronto las democracias occidentales ponen el grito en el cielo y escenifican escandalizarse de lo que ya conocían de sobra. Patético.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayer leí que España se plantea cerrar su embajada en Damasco. Creí que esa medida hacía tiempo que estaba tomada. Sencillamente, complices. Un saludo

      Eliminar
  8. La neutralidad es como la objetividad: una utopía indeseable.

    En cuanto a la foto, los girasoles, ciegos o bizcos, son tan simbólicos que parecen humanos. Tal vez por eso dan tanto juego y tanto jugo fotográfico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los girasoles son un ejercito perfecto: no tienen voces disonantes ni soldados que duden. Saludos

      Eliminar
  9. A la primera pregunta diré que no advierto diferencia, a la segunda me quedo mirando al poder político, tu afirmación me ha dejado pensando... joder, con lo bien que estaba medio idiotizado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La única forma de tener la conciencia tranquila es estar medio idiotizados. Lástima que a veces abrimos los ojos. Saludos

      Eliminar